19.4.12

Consejos para intervenir en una reunión profesional con menos experiencia

Cuando la experiencia sea menor a la de las personas que te acompañan en una reunión, cuando sientas que tu punto de vista es diferente, escucha. Aprende a intervenir con lentitud, a ser suave en tus proyectos e ideas, a que sean cortos pero claros. Escucha lo que los demás dicen, asiente lo que se acerca a tus posturas, calla cuando los desacuerdos sean importantes, y prepara tu intervención con calma. 

Habla despacio y vocalizando, respira antes, Mira a los interlocutores cambiando la vista entre ellos para que nadie se sienta especialmente receptor de tu mensaje y para que nadie tampoco se quede sin al menos un ligero recibimiento de la tuya, buscando su empatía y entendimiento ante tu postura. Participa y se contundente, para cubrir con energía y potencia esa falta de experiencia que asumes de antemano. Sé consecuente con lo expuesto y asume con anterioridad que puedes recibir críticas y posturas contrarias. Y en muchos de estos casos, simplemente escucha y calla. Demuestra que el silencio también es una manera de comunicar, de interactuar, de hablar sin querer decir.

Gesticula poco y de manera suave, enfatiza tu mensaje pero sin que resulte agresivo sino más bien pedagógico. Casi todas las ideas y fórmulas de solución tienen su sentido si se explican bien y se matizan. Pero nada es peor que una idea mal entendida por ser mal explicada. Las primeras palabras de tu intervención son muy importantes para conseguir la atención y para modular la forma en que te van a entender y empatizar. Elije bien estas primeras palabras, para que sean claras y abran el camino de la explicación hacia tus objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...