7.8.13

Qué hacer ante un golpe de calor

El calor excesivo nos afecta en la salud tanto en nuestro exterior como en el interior, provocando disfunciones que pueden ser simples o muy peligrosas.

El golpe de calor es la respuesta del organismo a una agresión producida por el calor. Sus causas suelen ser la acción directa y prolongada del sol en el organismo (cabeza), normalmente debido a una larga exposición en el tiempo.

Los síntomas son:

    Cara congestionada.
    Dolor de cabeza.
    Sensación de fatiga y sed intensa.
    Náuseas y vómitos.
    Calambres musculares, convulsiones.
    Sudoración abundante en la insolación que cesa en el golpe de calor; en este caso, la piel está seca, caliente y enrojecida.
    Alteraciones de la consciencia (somnolencia), respiración y circulación.
    Bajada de presión arterial


Las personas que realizan alguna actividad (laboral, deportivo, etc.) cuando hace calor y hay mucha humedad en el medio ambiente pueden sufrir mareo, desvanecimiento y en casos extremos, estados de inconciencia que requieren atención médica. 

Los más sensibles a los efectos del calor son los niños, ancianos, gente obesa y quienes estén tomando medicamentos.

¿Qué Hacer?

-Unos momentos de reposo, tumbado a la sombra, bastan para recuperar al enfermo. Colocar las muñecas bajo un chorro de agua fría sirve como alivio.

-A los primeros síntomas de mareo y desvanecimiento, se recomienda acostar a la persona afectada en un lugar fresco, bajo techo.

-En casos no muy graves, y si el paciente está dispuesto, pueden proporcionársele bebidas que favorezcan la rehidratación, como café con azúcar o agua con sal (1 cucharada de sal por litro de agua).

-El golpe de calor ocurre cuando la temperatura corporal rebasa los 40° centígrados y está acompañada de pulso fuerte y rápido, que pronto se torna débil, a la vez que disminuye la frecuencia respiratoria.

-Es importante saber que el golpe de calor debe ser tratado inmediatamente, porque puede provocar la muerte del paciente.

-Debe bajarse la temperatura corporal con paños fríos o bolsas de hielo sobre la cabeza.

-Si el problema empeora o si la temperatura corporal de la víctima aumenta rápidamente, se le debe quitar la ropa y pasarle una esponja mojada por la cara o, de ser posible, aplicar baños de agua helada. 

Luego, debe cubrírsele el cuerpo con una sábana mojada o rociarlo con agua fría. Debe mantenerse fresca y mojada a la persona hasta que su temperatura corporal regrese a la normalidad.

El golpe de calor es un trastorno agudo. Es consecuencia de la exposición a temperaturas ambientales elevadas. Se presenta cuando la temperatura central del cuerpo se eleva y los mecanismos de defensa (la vasodilatación periférica y el sudor), resultan inadecuados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...