2.9.13

El primer auxilio para las quemaduras domésticas

Los remedios caseros pueden provocar un retraso en la cura de las pequeñas quemaduras domésticas e incluso infecciones en las mismas. Algunos consejos para evitar un empeoramiento en la zona afectada son:

 Enfriar la zona del cuerpo afectada de forma inmediata. Lo más eficaz es aplicar abundante agua fría y mantener el contacto con el agua hasta aliviar el dolor.

Cubrir la quemadura con un material antiséptico empapado con agua que alivie el dolor; hay que facilitar la cicatrización, por ello no hay que poner materiales que se adhieran a la lesión e faciliten una posible infección. 



No es recomendable emplear pomadas sin la prescripción médica o farmacéutica adecuada, pues algunas no son hidrosolubles, por lo que se adhieren a la piel quemada o contienen agentes antisépticos que pueden provocar irritación o alergia. Según el tipo de quemadura.



Se recomienda el uso de apósitos para tapar la quemadura, pero conviene tener la precaución de que estos sean específicos para quemaduras y ponerlos solo cuando haya bajado la inflamación y no haya dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...