9.10.13

Aumenta tus defensas a través de la alimentación


Reduce las grasas saturadas de tu alimentación: Las dietas con gran cantidad de grasas reducen la capacidad defensiva del organismo. Reemplaza las grasas hidrogenadas por ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9, que puedes encontrar en, mariscos, frutos secos, y cereales enteros o integrales en general.

Aumenta el consumo de lácteos fermentados con lactobacilos como el kefir, leches ácidas, yogur, porque ayudan a reforzar las defensas del organismo.

Aumenta el consumo de alimentos con vitamina C: Esta vitamina aumenta la formación de interferón, sustancia necesaria para mejorar la inmunidad. Se puede decir que es una barrera natural contra las infecciones. La puede encontrar en cítricos en general, kiwi, piña, melón, fresas, tomate, col, espinaca, frutas y verduras en general.

Incorpora alimentos con vitamina E: Esta vitamina es una vitamina antioxidante, que aumenta la respuesta inmunológica frente a las infecciones que puedan aparecer. Existen estudios científicos que demuestran que la administración de vitamina E a personas con bajas defensas, aumentan notablemente su respuesta inmunológica. Son fuente de vitamina E: los aceites en general, de soya, girasol, germen de trigo, oliva, cereales enteros, integrales, frutos secos y vegetales de hojas verdes.

Consume alimentos que contengan vitamina A: De esta forma mejoras y aumentas la defensa inmunitaria de la piel y de las mucosas en general. La puedes encontrar en: Hígado, lácteos en general, huevo. En vegetales como calabaza y zanahoria encontrarás b carotenos, sustancias precursoras de la vitamina A.

Consume alimentos con vitamina del complejo B, tales como ácido fólico, B1, B2, B5, B12. Son fuentes de este complejo vitamínico levadura de cerveza, cereales enteros o integrales, legumbres, frutas, pescados de mar, mariscos, huevo, productos lácteos.

Hierro: Su déficit puede producir anemia, lo que disminuye la respuesta inmunológica. Se puede encontrar en vegetales de hoja verde y legumbres. Para aprovechar mejor el hierro vegetal, puedes consumir un vaso de zumo de naranja natural inmediatamente después de comer.

Zinc: Su déficit afecta a los órganos linfáticos y a la respuesta inmunológica. Son fuente de zinc las legumbres, pescados, mariscos, huevo, frutas y verduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...