31.7.14

Las seis fases de un niño violento con sus padres. Soluciones y problemas

Los niños a veces se vuelven violentos, complicados de tratar, apoderándose de sus propios padres, creando un mundo paralelo para conseguir todo lo que se proponen. Sin duda, llegados a este punto hay que consultar con profesionales que detectan el punto en el que se encuentran sus actitudes, ver las soluciones posibles y tratar de encauzar su carácter, para que no se convierta en algo peor para los propios familiares más cercanos.

Los síntomas más usuales y por los que empiezan a demostrar que se están apoderando de la familia son:
No ayudan en casa, se niegan a colaborar en las tareas más sencillas y básicas, exigiendo que generalmente su madre  haga de criada de ellos. Simplemente buscan demostrar —como un animal gregario— que domina la situación, controla a las personas y logra mandar y que le obedezcan.
Cuando no consigue sus objetivos recurre a los berrinches, los lloros, las broncas, que van en aumento tanto en número como en intensidad hasta lograr que los padres cedan. Es la herramienta más básica para doblar la defensa de padres y abuelos. Broncas que en principio pueden ser violentas con ellos mismos, luego con sus hermanos y después con los adultos.
Tiende a avergonzara sus adultos en público, pues sabe que es lo que más fastidia a los padres. Broncas en lugares públicos, frases delante de familiares y amigos, insultos sin venir al caso, violencias físicas delante de otros familiares.
Logra que los padres le pidan por favor que ceda, que pare en su actitud, que se comporte, que deje de hacer el gamberro. Es una forma del primer sometimiento de los adultos, que él ya domina a su gusto. Ya se siente el líder de la manada, con perdón por la palabra.
El siguiente paso es el soborno directo para lograr que se comporte bien, para que no actúe delante de otras personas de forma violenta. Da igual lo que obtiene a cambio, lo importante para él o ella es la dominación, el obtener el premio del sometimiento de los adultos por comportarse bien.
Para finalizar ignora totalmente a los adultos, pues él o ella ya se han formado un círculo propio que dominan, y para ello nada como demostrar que son los demás los que deben estar a su subordinación. Comen cuando quieren, solos y sin orden, no respetan las normas, no quieren estar con sus padres, exigen dinero si ya tiene la edad para ello, dinero que va en aumento con amenazas de que si no se lo dan, lo logrará de “otras” formas. Han aprendido a dominar y tienden a no tener medida.

Estos problemas no empiezan en la adolescencia, muchas veces tienen sus inicios en edades muchos más tempranas, pero son en la pubertad y en la adolescencia cuando realmente se vuelven insufribles. Lo peor de todo es que a veces y una vez que ya tienen dominado todo el proceso, estos adolescentes no quieren ser adultos, pues saben que el estatus logrado es maravilloso para ellos y no lo quieren abandonar. Por eso la ayuda de profesionales es muy necesaria pero según en qué fase se esté los resultados no siempre son satisfactorios.

29.7.14

Tan importante es la meta como el camino que se recorre


Preparamos a todo el mundo para la meta. Pero en medio nos vamos perdiendo el camino. 

Les decimos a donde hay que llegar, lo importante que es alcanzar el punto del objetivo. Pero en medio no miramos todo lo que nos vamos perdiendo por el camino. 

La tranquilidad del día a día, del que nos lleva a la meta, también es muy importante.

La soledad en positivo, la soledad elegida. Nuestra soledad necesaria

Alguna vez habréis oído hablar de la soledad en positivo, de esa necesidad de estar solos, de tener un espacio y un tiempo en donde nos encontramos con nosotros mismos. De ese tiempo que todos necesitamos cada día, para dedicarlo a nuestro encuentro, a hablarnos o a simplemente descansar plácidamente o a disfrutar de algo simple pero que nos gusta, y que pueden ser muchas cosas personales, pero que acompañadas de una dedicación totalmente para uno mismo sirven para algo más que para recargar la vida, para darnos placer sobre lo sencillo de la vida.

Todos necesitamos media hora al menos cada día, para dedicarnos en armonía y silencio, en soledad pero acompañados de nosotros a repasar el momento, a parar la pelota y repensar, a simplemente dejar llevarnos por la vida desde la nada. El vacío es importante.

Leer un libro en silencio o con nuestra música, hacer unos ejercicios de respiración o de relajación, escuchar sonidos que nos recuerden algo, simplemente estar relajado con muy poca luz, tomar un café en un local leyendo el diario, jugar en el tablet, escribir un diario o un blog, hacer algo de gimnasia, ver cine sin pensar en nada más, ver imágenes antiguas.

Todos tenemos algún deseo diario que nos resulta complicado realizar y que nos gustaría disfrutar con calma. Por ello necesitamos esa media hora diaria de soledad organizada. Y hacerlo todos los días. TU tiempo te pertenece, simplemente la vida te está pidiendo media hora diaria para ti, es muy poco.

Si dedicas media hora al día para ti que también existes aunque a veces dudes, las otras 23 horas y media que te quedan te rendirán mucho más que las 24 horas de antes, le resultarán más placenteras, todas, una vez que ya has encontrado esa media hora para disfrutar TU.

Es posible que haya días en los que eso sea imposible, bien, aceptémoslo, como debemos aprovechar de esos otros días en los que en vez de media hora podemos disfrutar de una hora entera. Pero seguro que a poco que te sepas organizar serás capaz de encontrar esa media hora para ti.

28.7.14

Cómo lograr una relación de pareja de calidad en el tiempo y en las satisfacciones

Todos necesitamos tener una relación sana y eficaz con alguna persona cercana, a ser posible con una pareja con quien libremente queremos compartir parte de nuestra vida. Vivir solos es también una opción, pero aun así es importante tener a otra persona en quien confiar y compartir parte de nuestra vida, que no tiene que ser siempre la convivencia diaria. Y no siempre estamos hablando del amor.

Tener un gran amigo, una persona con quien compartir parte de la vida es importante pero se debe basar en la confianza, en el compartir aquellas cosas que nos influyen, nos importan. Tener confianza en alguien es complejo, va en aumento con el tiempo y depende de ambas partes. Si estamos junto a alguien que no es capaz de intercambiar la confianza, si no es bidireccional, lo mejor es abandonar, dejar la relación compartida para convertirla en una simple relación de amistad.

Hay que comunicarse muy bien, que no siempre es lo mismo que comunicarse mucho. Aquí lo importante no es hablar mucho entre ambos, sino hablar con sinceridad y con “calidad”. Tan importante es hablar como escuchar, tan importante el idioma verbal como el de los gestos.

En una relación ambos somos diferentes. Simplemente distintos. Por eso nunca hay que intentar cambiar al otro, sino aceptarlo, asumir sus diferencias, tolerar lo que no nos gusta de la otra persona, pues estamos seguros que por su parte hará igual con nosotros.

Si importante es comprendernos, más es respetarnos, aceptar nuestras formas de ser, nunca poner en una discusión frases hirientes, nunca sacar los colores al compañero, nunca señalarle con el dedo de la envidia o la falta de respeto. Todos tenemos errores sobre nosotros, pero nunca hay que recordarlo en momento de ira, con mala baba, con odio momentáneo.

Todas las relaciones deben ser entretenidas, alegres, divertidas, completas socialmente, compartidas, respetando los tiempos y los espacios personales de cada uno, dejando que siempre hay un lugar y un tiempo para cada uno sin tener que contar con el otro. Es bueno tener relaciones en las que el otro no entre, tiempos en las que el otro no intervenga.

27.7.14

10 Diez consejos para ser más optimistas ante la vida

No es sencillo ser una persona optimista, pero algunos lo consiguen sin problemas, con una facilidad que asombra. Veamos algunos pequeños consejos para lograrlo, pues dentro del optimismo está también la salud.

Hay que creer en nosotros mismos, tener autoestima y una capacidad de asertividad alta. Somos capaces y lograremos lo que nos propongamos.

Mira, con sinceridad, no dejes que otros se meten en tu vida a mangonearla. Tu vida es tuya, te pertenece a ti, compártela si quieres, pero no permitas que otros te la zarandeen, te la utilices.

26.7.14

Ejercicios para el cerebro. Ejercicios para evitar las pérdidas de memoria

Estamos compuestos de cuerpo y mente, de una parte física y otra mental, de un cerebro y un cuerpo. Sabemos con mucha facilidad cuidar o destrozar nuestro cuerpo ¿pero sabemos hacer lo mismo con nuestro cerebro?

Hay que tener una actividad social interesante y compleja, hay que tener inquietudes sociales para lograr que el cerebro esté engrasado y funcione bien, no se nos envejezca como el cuerpo con el paso de los años. Así de simple es la gimnasia mental para mantenernos en forma. 

Emplear el cerebro con pequeños juegos, con ejercicios sencillos o con actividades sociales. Leer, escribir, hacer crucigramas, jugar a sencillos juegos de piezas en el ordenador o en una Tablet, hablar con amigos, jugar a las cartas, al ajedrez, al dominó. Estar interesado en alguna actividad deportiva de la que nos interese el todo de la misma. Controlar bien los horarios y distribuirlos entre las actividades. Bailar, cocinar, tener un animal de compañía, ordenar el album fotográfico familiar, organizar una colección de algo, leer el periódico todos los días, tener un huerto en macetas. Escribir un diario o un libro de poesías.

Con los años la memoria se vuelve más compleja, tenemos nuestro disco duro interno muy lleno y sobre todo muy fragmentado, muy liado, lo que nos cuesta mucho más acceder a sus rincones escondidos. Para ello hay que tener estímulos intelectuales constantes que nos hagan estar en forma y no perder el acceso a nuestra habilidades cerebrales.

A partir de los sesenta años tenemos más problemas que nos acercan a la demencia senil y por ello debemos prestar más atención a las debilidades que podamos detectar. Se calcula que este problema de la edad suele aparecer con pequeños síntomas unos 10 años antes de ser un problema irresoluble, por lo que estar atentos nos debe servir para buscar remedios antes de que la enfermedad sea problemática.

Hay que dormir bien para recuperar el cerebro, para ponerlo todos los días “a cero”, hay que hacer algún tipo de actividad física para proteger nuestro sistema de circulación sanguínea, hay que descansar y sobre todo no aceptar el estrés como una posibilidad a edades avanzadas pues destroza los receptores del hipocampo ni caer en depresiones aunque sean leves, pues nos atenaza y nos vuelve más débiles ante un cerebro que hay que cuidar un poco más.


¿Cómo aprendemos más y mejor? Aprendamos a aprender


Aprender es sobre todo recordar lo aprendido, ser capaz de retener aquello que nos enseñan, lo que absorbemos interiormente y que debemos retener para el momento en que nos haga falta emplearlo. Aprendemos hoy pero no sabemos cuando lo necesitaremos. Por eso es fundamental recordar, interiorizar lo aprendido. Incluso olvidarnos de que lo sabemos, pero no olvidarnos de lo que sabemos.

Hay principalmente tres formas de aprender.
Aprendizaje verbal
Aprendizaje visual
Aprendizaje por prácticas

No todos interactuamos de igual manera con los tres sistemas de aprendizaje pues algunos dan más importancia mental de la media a uno o a otro sistema, pero lo demostrado es que el aprendizaje verbal es el más utilizado pero el que menos capacidad tiene para lograr objetivos perdurables, mientras que el aprendizaje por descubrimiento y práctica es el más eficaz pero el menos empleado y el más complejo de tener a mano.

Se calcula que solo entre el 10/15% de lo que leemos queda retenido y que entre el 15/25% de lo que nos dicen, de lo que escuchamos logramos guardar como experiencia. Estos son los dos pilares del aprendizaje verbal.

En cambio si se nos enseña con visuales logramos retener entre un 30/40% de lo que se nos muestra, llegando al 50/65% si además se nos hacen prácticas en el acto con demostraciones de lo que se nos explica.

Si logramos participar en la demostración podemos lograr retener hasta un 80% de lo que se nos está enseñando, que puede llegar al 90/95% si somos nosotros los que tenemos que realizar la operación que intentamos aprender, en el típico juego de error solución, donde nuestra capacidad para tomar decisiones son vitales para lograr los objetivos de la prueba y para así aprender de ellos. Por eso los aprendizajes antiguos de oficios o tareas tenían una capacidad tan enorme de crear profesionales, pues sobre todo se basaban en el trabajo de campo, en la responsabilidad por y para hacer las tareas, bajo tutela y asesoramiento, pero siempre practicando.

24.7.14

No es lo mismo vivir sólo el presente, que vivir al día

Habrás escuchado y leído mil veces que hay que vivir al día, y siendo cierto se olvidan de algunos principios básicos que debemos tener para emplear esa filosofía vital con garantías, pues de no hacerlo, en vez de ser una forma positiva se nos puede volver en todo lo contrario.

Hay que vivir el presente, pues el pasado ya no existe ni volverá nunca y el futuro nunca existe ni existirá, pues cuando llegue se convertirá en presente con todo lo que eso supone.

Bien y cierto.

Esto lo tenemos claros todo, solo podemos vivir el presente aunque intentemos otra cosa.

Y estar con el peso del pasado encima de nuestras decisiones nos atenazarán y será una idiotez, pues nada de lo que ocurrió volverá a repetirse igual y ante las mismas circunstancias. Es cierto que decimos que la historia se repite, que si no aprendemos de ella estamos condenados a repetirla, etc. Pero eso sucede si no aprendemos de lo que nos ha sucedido y en cambio insistimos en lo negativo para que nos llene de miedos y temores.

Los pasados nos deben servir para aprender, por eso hay que respetarlos, conocerlos, aprender de ellos, pero no emplearlos como un freno sino como un activo de experiencia.  

Por otra parte el futuro vendrá, sin duda, y nos debe pillar bien asentados. Para ello nada como trabajar sobre lo único que podemos actuar, el presente.

Y aquí es donde debemos tener cuidado con diferenciar lo que es "vivir el presente" de "vivir al día". Solo se puede vivir el ahora, pero debemos ser conscientes de que el mañana vendrá más rápido de lo deseable y nos debe pillar con las alforjas algo llenas.

De dinero, de sabiduría, de amigos, de formación, de amor, de propiedades materiales y espirituales. No podemos ni debemos vaciarnos cada día, agotar todo lo que tenemos cada día, pensando que mañana no existe. Puede incluso que no exista para ti, pero existirá para los demás y debes dejar apañado tu recuerdo y tu despedida. Si te vas vacío te recordarán vacío.

9.7.14

Los médicos no saben curar todas las enfermedades. Ni las suyas

Los médicos no saben curar todo lo que nosotros como pacientes les planteamos. Había que decirlo y ya está. Dicho. Tienen sus límites y hay que admitirlo.

Tengo una amiga que es médico de familia desde hace bastantes años, se ha recorrido varias localidades como profesional de la Seguridad Social, ha tratado a muy diversos tipos de enfermos, ha realizado guardias de todo tipo y atiende a todos lo que por amistad, cercanía o pesadez le solicitan ayuda constante.

Tiene un yerno que es cirujano cardíaco y bastante reconocido, una cuñada médico especialista en ginecología y una amiga médico forense.

Y además tiene a un marido con unos problemas en las piernas que nadie sabe diagnosticar. Las posibilidades de consultar estos problemas son inmensas, pero nadie sabe darle una respuesta. Antes fallecieron sus padres, uno de ellos de repente, tiene la hija de una amiga con ataques de ansiedad importantes y tuvo a otra cuñada que falleció de cáncer hace unos años. Ella misma tiene problemas de estómago esporádicos a los que se va acostumbrando pues no le gusta tomar medicinas, aunque las recete.

El número de enfermedades que rodean a los médicos y sus familias o amigos son parecidas a los problema que tienen que soportar y sortear los fontaneros y vendedores de motos entre sus allegados. Las posibilidades de que los familiares de los profesionales médicos se curen, curiosamente, son menores a las que tienen los familiares de los fontaneros con tener una solución definitiva a sus problemas.

Eso si, tener a un profesional médico a mano es una gran ventaja, pues tranquiliza. Pero poco más.

Hay que cuidar la salud para no tener que recurrir mucho a la sanidad. Pero en cambio se nos explica poco sobre salud pública y en cambio todos nos entregamos como posesos a la sanidad pública o privada. La salud es trabajo de todos. La sanidad de los profesionales.

8.7.14

En lo pequeño, está muchas veces escondido lo maravilloso

En lo pequeño está muchas veces escondido lo maravilloso. Todos conocemos las elegantes formas de una rosa pero pocos lo increíblemente bonita que es la flor del tomate vista de cerca. 

En la vida social, en las relaciones con los que nos rodean sucede muchas veces algo parecido. Nos encanta la belleza exterior en basto, la que se ve a varios metros, la que deslumbra. Pero nunca es fácil acercarse a buscar la belleza de unas caricias, de un susurro, de unas orejas, de una cándida comprensión ante el dolor, de un trabajo duro del día a día.

Nos llegan enseguida las fragancias de una elegida colonia pero es muy complicado ver desde lejos lo maravilloso que es su compañía en el día a día o lo interesante que es su diálogo y sus razonamientos ante la dureza de la vida. 

La sonrisa, cuando no su capacidad para hacer reír, no tiene comparación en positivo con lo que simplemente es un frasco de química cara o el tamaño de una cintura que en este siglo toca que sea estrecha o de unos brazos que ahora tocan que sean duros y bastos como la madera vieja. Creo que nos engañan, pero debemos dejarlo estar, siempre que nosotros sepamos elegir bien.

6.7.14

La forma más segura de fracasar es no intentarlo

Te equivocas en el 100% de las cosas que no intentas.

Esta frase es muy vieja pero sigue siendo actual. Fracasar antes de empezar es lo más habitual, censurarnos nosotros mismos pensando en el fracaso es lo más sencillo y lo más barato. O lo más caro.

Siempre hay que meditar todos, pero convencidos de que hay que hacerlo y para qué hay que realizarlo. Meditar debe servir para modificar, cambiar, asegurarnos, pero solo en muy pocos casos para no hacer.

La inoperancia es el error más grave pues de ella no se aprende nada. Hay que actuar, trabajar por lograrlo y para que salga bien, pero pensando siempre que al menos lo vamos a intentar. No intentarlo es el fracaso que nunca te perdonarás. No lograrlo es posible que sirva para aprender y para estar orgulloso de tu acción.

5.7.14

Disfrutemos y juguemos más con las cosas sencillas pero que son vida

Yo tengo un amigo perro, un bichón con el que hago vida en común para gozar ambos. Un animal de compañía es una buena compañía, con los amigos de compañía intercalas en todos los sentidos. Veamos si somos capaces de aprender algo de ellos.

Comunicación integral. Yo hablo con mi amigo de palabra, de mirada y de gestos. Él me pide, se queja, me susurra, me exige, ronca, sabe decir cuando se siente solo y con ganas de jugar, se pelea y me gana.

Sabe quien manda en casa, el grado que él debe tener de poder, para no quedarse corto con ninguno pero también para no pasarse. Sabe morderme y si sabe que me ha hecho daño se apresura a pedirme perdón a su manera y con urgencia. Emplea los besos como una moneda de cambio.
Ustedes dirán qué pinta esta harta de sandeces y obviedades sobre la relación con mi perro en un blog para vivir mejor. Pero la respuesta cae sola.

Mi perro disfruta cuando le acaricio, cuando le rasco la tripa o la espalda, cuando está pegado a mi cuerpo y siente el calor de otro animal más grande, cuando come lo mismo que yo, cuando logra jugar conmigo y ganarme.

Si sabemos que a los animales les gusta una serie de cosas sencillas y casi básicas, no es fácil entender que entre los humanos nos toquemos tan poco, nos acariciemos menos, nos abracemos tan poco, juguemos con el cuerpo muy de vez en cuando, no estemos casi siempre tocándonos para notar el calor humano 

La función del Arte como terapia del alma, de la mente

El Arte tranquiliza y por ello cura. Contemplar y disfrutar del arte pero sobre todo crearlo, hacerlo, pensarlo, ayuda a crecer interiormente y por ello sana el alma. El arte y la artesanía es trabajo de manos y mente, la suma de lo que tenemos con más valor.

Las personas que en las cuevas prehistóricas pintaban con sus manos lo que veía y creaban arte con pigmentos simples se estaban cura do mezclando el arte y posiblemente la religión o la espiritualidad.

No es solo una pintura, es también crear o disfrutar de la música, de un dibujo, un poema, una comedia, el cine, el teatro, la fotografía, la literatura, la escultura, la joyería, un vídeo, una viñeta, o incluso la gastronomía o la jardinería creativa.

Todo lo que sea crear con las manos algo que no existe es positivo y terapéutico. Sirve para curar soledades, males interiores sin causas claras, heridas del alma. Lo importante es la decisión, el diseño mental de la necesidad, el trabajo de la creación, la pelea y la lucha con el vacío y con la nada. Y luego la contemplación. El error es creer que lo que se ha hecho debe ser bueno desde el principio. Lo que importa no es el final sino el camino intermedio.

4.7.14

¿Cuanto sexo en cantidad es habitual o normal al mes?

Tenemos como sociedad menos sexo del que nos imaginamos y mucho menos sexo del que decimos, algo que además va en aumento. No hay tampoco casi diferencia entre la cantidad del sexo si vives con pareja o si estás sin pareja, lo que nos indica que además de darle poca importancia al sexo, nos estamos haciendo un lío de tamaño considerable. ¿Por qué ya no tenemos tanto deseo sexual?

Incluso se están dando datos preocupante para la salud mental y familiar. Un 20% de los matrimonios no tiene sexo nunca, algo que enseguida clasificamos como matrimonios de mucha edad, pero no siempre es así. Algo más de un 10% de los matrimonio con menos de 50 años de edad solo hacen el amor una vez al año. Seria interesante saber además en qué condiciones y por qué.

Los jóvenes con pareja o con parejas esporádicas tienen a realizar sexo más de 100 veces al año, pero estas posibilidades van bajando no tanto por la seguridad de la relación o la edad como por el cansancio y la apatía.

¿Por qué fallamos a la hora de hacer dieta?

Es verdad que hacer dieta es un problema añadido al motivo por el que debes hacer dieta. Y que muchas veces fallamos por que el sistema que nos plantean para realizar la dieta es excesivamente duro. Pero también es cierto que cuando se nos plantea hacer dieta, en la mayoría de los casos es necesario cumplir con la necesidad.

Debemos distinguir las dietas para perder peso por estética de las dietas por problemas médicos, de salud. Ambas son muy importantes pero ambas tiene unos márgenes de actuación personal muy diferentes.

Normalmente las dietas van acompañadas de “algo más” que la supresión de ciertos alimentos. Una dieta hay que intentar cumplirla, el resto hay que exigirse sin duda el realizarlo. Generalmente ejercicio más o menos suave. Todo tipo de dieta es necesario, pero en casi todos los casos, más aun necesitamos cambiar hábitos y abandonar el sedentarismo. Sean dietas para perder peso, para la glucosa, para problemas cardíacos, etc.

3.7.14

¿Qué lista de componentes tiene un cigarrillo de tabaco?

Vamos a ser claros de entrada. Tú puedes sentirte bien o envenenarte con lo que consideres oportuno. Y disfrutar de la vida con lo que te apetezca, siempre que no molestes a los demás. Todos somos adultos y tenemos que tener capacidad para decidir. Yo no fumo por que no puedo; he fumado muy poco y nunca he odiado a los fumadores. Nunca he odiado a mi padre ni a mi hermano.

¿Pero qué contiene un cigarrillo? No estamos seguros de las componentes del tabaco, siendo uno de los pocos productos no regulados, pues el tabaco no está sometido a casi ningún tipo de regulación. Se han descubierto aproximadamente unas 4.000 substancias químicas entre las componentes del tabaco y al menos, 40 de ellas, son presuntamente cancerígenas para el hombre. La cantidad de un cigarrillo son mínimas, pero lo grave es si nos lo tomamos 30 veces cada día, y así 365 días cada año y durante muchos años. Conozcamos algunos de estos componentes del tabaco, muchos de ellos añadidos para que tú no te olvides de fumar, para crear addición.

2.7.14

¿Qué es y para qué sirve la vida lenta, la “Live slow”?

La vida lenta, la “Live slow” trata de que asumamos todos que lo más valioso es lo que con triste normalidad, es de lo que más carecemos.

El tiempo libre para nosotros mismos, para aquello que más nos gusta hacer.

Todos asumimos que la sociedad está en crisis, que los valores ya no tienen el mismo papel social que hace unos años, que las escuelas deben cambiar, que las religiones que más crecen son aquellas que buscan la vida tranquila, el saborear la vida que tenemos.

Buscamos la conexión con personas, con la familia y amigos, con los vecinos, con la sociedad. Algo que hace unas décadas era muy común y que ahora en las ciudades hemos perdido. Deseamos tener una vida conectada, una vida comunicada con muchos. Y como entendemos que no es fácil hacerlo en persona, de forma física, nos inventamos otros sistemas más virtuales por que en realidad la necesidad existe, nos faltan las formas, las herramientas.

Pero la conexión entre personas sigue existiendo entre muchas culturas, es la occidental quien más hemos perdido este activo vital. 

Conexión en el que el intercambio alimentario era una de las posibilidades ancestrales más utilizadas. Yo hacía queso y te lo cambiaba por harina o por hierba. Yo hacía las herraduras y tu me ayudabas a regar mi huerta. Yo te contaba mis problemas y tu me ayudabas con mi dolor de espalda. Simple intercambio de relaciones humanas.

Pero la realidad es que tras olvidarnos de la importancia en las relaciones humanas debemos reaprender, cambiar nuestra forma de cultura para volver a la relación sincera con otras personas. Ser más simples pero más humanos, donde la calidad prime sobre la cantidad. La cercanía y el contacto de piel supla a estar rodeados de muchos pero con los que nunca hablas, nunca te tocas, nunca les escuchas.

Sexo lento para tener sexo más placentero

Estamos en tiempos en los que cada vez más se valora la lentitud en los contactos sexuales, pero también en todo tipo de relaciones con la vida. Hay personas, sobre todo hombres, a las que el sexo les dura muy pocos minutos, placenteros sin duda, pero escasos. Sobre todo a los hombres que llevan días sin hacer el amor y que en pocos minutos no pueden aguantar más la eyaculación. 

Un truco que se emplea a menudo en estos casos es masturbarse unas horas antes, para que el cuerpo te pille más relajado, con menos necesidad de vaciar los deseos sexuales. Las masturbaciones en hombres y mujeres son unos ejercicios muy beneficiosos.

Otro sistema para el que se requiere un poco de práctica es parar la relación sexual, para que el cuerpo “se enfríe” sexualmente, pero solo unos segundos para que ninguna de las dos personas pierdan la concentración y el clímax. Parando unos segundos se logra rebajar la tensión, pero en llegando a un punto esto es imposible.

Otra solución o pequeño truco es apretar la base del pene con dos dedos o incluso clavando una uña pero con delicadeza. Se trata de notarlo pero no de que se haga daño. Se distrae la sensación del final sexual y se logra alargar un poco el tiempo final.

El yoga o el Pilates tiene algunos ejercicios que sirven tanto para mujeres como para hombres a la hora de lograr que los músculos de la pelvis estén más fuertes y por ello sean más controlables. Es un sistema más lento y que sin duda hay que ir haciendo muchos días antes de que se puedan probar sus resultados.

Muchas parejas inician los contactos sexuales en posiciones incómodas, vestidos, en lugares que no son los que al final recibirán las caricias últimas y con ellos alargan el juego amoroso unos minutos.  Se empiezan con posiciones extrañas, que vayan haciendo crecer el deseo y el clímax pero poco a poco. Las posiciones en las que se está de forma perpendicular o en las que no se toca todo el cuerpo son las más lentas.

Cómo evitar la deshidratación, quemaduras solares, golpes de calor o picaduras de insectos?

Con la llegada del verano tendemos a tener un elevado número de deshidrataciones, quemaduras solares, golpes de calor o picaduras de insectos, entre otros problemas veraniegos típicos. Hay que procurar tener prevención de estos problemas antes de que se vuelvan un contratiempo grave que nos pueden fastidiar parte de las vacaciones.

Uno de los problemas más comunes (sobre todo en niños y jóvenes) es la otitis externa como una de la patologías más frecuentes en la época veraniega, ya que aparece por la entrada de agua en el oído y las altas temperaturas. Para prevenirla es importante evitar nadar en agua contaminada, no introducir objetos en el conducto auditivo, utilizar unos tapones adecuados y mantener los oídos secos y limpios.

La cistitis (un problema más común en personas adultas) es otra de las infecciones del tiempo estival. Se recomienda como prevención aumentar la toma de líquido, no permanecer demasiado tiempo con el bañador mojado tras salir del agua, tener una correcta higiene genital y orinar cada dos o tres horas.

Las quemaduras solares son siempre muy graves, en el acto de producirse o en los años posteriores por recuerdo de la piel dañada. Hay que utilizar cremas de protección factor 30 como mínimo y aplicarla cada dos o tres horas, tanto si está el día con mucho sol como si está nublado. Se debe evitar la exposición solar durante los momentos centrales del día y emplear sombreros y ropa clara. Ponerse crema también nada más salir del agua de piscinas o del mar.

En verano es necesario beber más agua que nunca, en pequeñas cantidades y sin esperar a tener sed. Hay que tomar alimentos ricos en agua, como la fruta y la verdura, y estar en ambientes frescos y ventilados. Las personas muy mayores no tienen la misma sensación de sed y hay que recordarles que deben beber líquidos.

Para evitar de las picaduras de los mosquitos e insectos, hay que tener cuidado con las áreas donde acuden más insectos como balsas de agua estancada o zonas de basura. Para dormir es aconsejable hacerlo con la luz apagada, aplicarse repelentes de insectos y colocar mosquiteras si estás en una zona muy proclive a que existan estos. Si te pican debes tener una crema para evitar los picores y no rascarte pues puedes complicar la picadura. El tipo de crema te lo darán en cualquier farmacia de la zona donde estés de vacaciones que son los que mejor conocen el tipo de insectos de la zona.

1.7.14

El Arte cura. No todo el Arte y no siempre, pero cura el alma y elcuerpo

El arte cura. No todo el arte y no siempre, pero seguro que mejora el alma y con ella el cuerpo. Nadie sabe bien si tenemos alma, todos sabemos que tenemos cuerpo y dudas, muchas dudas y heridas, y que todo lo que trasmite paz, serenidad y calma, lo que comunica sin pedir mucho a cambio, pero sin desearte manipular el pensamiento, está logrando que sea positivo.

El arte cura en tiempos de graves tormentas, en tiempos de dudas, en momentos de abandono mental, cuando la dejadez se nos apodera o cuando nos dicen que estamos deprimidos. El arte logra mejorar nuestras vidas pues nos enseña otras maneras de entender el entorno, con la construcción de idiomas callados. En tiempos en que todos gritamos, encontrarte con el silencio de arte, aunque mueva entrañas, es un lujo.

Algunos terapeutas recetan ARTE aunque suene extraño. Arte como terapia para construir y crear. Pero también arte para contemplar, para observan aunque creas que no lo entiendes. Todo el arte se entiende, todo. Por todos. Lo que es seguro es que cada uno de nosotros podemos entender y comprender cada obra de una forma diferente. 

No intenten entender el arte como lo quiso el artista o como lo está entendiendo el vecino o el amigo. El arte, las artes, están abiertas en canal para que cada uno de nosotros les saquemos el sabor que deseemos, que necesite os en cada momento. Déjate llevar, disfruta y olvídate de entender nada que no sea disfrutar o sufrir. Con el arte también se puede sufrir, pero tal y como se entra en el dolor se sale. Con la misma facilidad de darte la vuelta o cerrar los ojos. El arte es agradecido hasta para eso.

Tener menos puede ser más. Más por menos, aunque mejor aprovechado

Ayer una amiga me comentaba que ella no ve las noticias, no sigue nada de la televisión que no sean películas o series, que todos los demás programas le dan miedo. Que incluso prefiere simplemente reirse que ponerse a pensar según lo que obligan otros. Violencia, odio, discusiones para nunca entenderse, malas caras, asuntos odiosos o mentiras para manipular y engañarnos.

Cada día hay más personas que intentan huir de los medios de comunicación, los telediarios o los programas en donde se habla de política, de las tertulias y de las opiniones de los que parecen vendedores de humo.

La gente busca la calma, la tranquilidad, el sonreír, lo vacío de dobles intenciones pero que llena de satisfacción por su calma, su sosiego. Creo que estamos avanzando poco a poco en una vuelta atrás libre y decidida, para saborear mejor con menos, pero sin perder de vista la modernidad lógica y no consumista de este siglo XXI. Muy seguramente menos es más y sobre todo más sabroso y válido. Deberemos aprender.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...