22.4.15

Nuestra propia empresa somos nosotros mismos

Si solo tienes una fuente de ingresos económicos, debes mirar todo tu proceso vital y empezar a buscar alguna manera añadida de lograr ingresos. Muchos o pocos, intermitentes o fijos, pero hoy es necesario tener al menos dos formas de ingresos por tus trabajos o servicios.

Ya hemos aprendido que el puesto de trabajo tiene un valor muy volátil y que sin poder hacer nada por evitarlo se puede perder el punto de ingresos por tu trabajo en muy breve tiempo. No pensar con fidelidad total por tu puesto de trabajo es un gran activo negativo para la economía del país, pues la fidelidad es un gran activo en las empresas, pero por desgracia nos han llevado a estas realidades. Nunca deben notarse estas situaciones de dualidad laboral o de ingresos, pero la empresa se defenderá, muchas veces prescindiendo de tus servicios.

Por eso es fundamental tener de antemano un sistema de recambio laboral al que poder agarrarnos y sobre todo sobre el que poder pivotar nuestro esfuerzo y hacer crecer en un momento dado. Nuestra propia empresa somos nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...