10.11.15

Hay un tiempo para hacer y otro para dejar hacer. Son bien distintos

Hay un tiempo necesario, para “dejar” que todas las cosas vayan sucediendo. Y un tiempo para “hacer” que todas las cosas sucedan. Hay que saber diferenciar bien en qué momento es necesario intervenir y en qué momento es mejor dejar que todo funcione por sí mismo.

Pero emplear sólo uno de los dos mecanismos lógicos de funcionamiento convierte en tonto al que lo intenta. Tonto e incapaz. Nosotros siempre tenemos que interactuar, aunque es posible que a veces no acertemos en el tiempo, en el momento. Por exceso o por defecto. pero en eso radica la excelencia de cada persona. Si nosotros no actuamos…, para qué estamos allí? ¿sólo de espectadores? ¿acaso hemos pagado entrada o esperan de nosotros que en algún momento actuemos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...