21.2.18

Igualdad es igualdad. Totalmente igualdad

Analicemos esta imagen de arriba, este texto. En cuanto a custodias compartidas, siempre hay discrepancias, porque los padres tienen el mismo derecho que las madres a disfrutar de sus descendientes, no sólo los fines de semanas o semanas alternas. Para bien y para mal de ellos, pero siempre para bien de los hijos.
Cuando un matrimonio se rompe, además de la custodia las dos personas se enfrentan al reparto de gastos. Y en este sentido por lo general es el padre quien paga el piso donde viven los descendientes con su madre, porque era de suponer (al menos hasta ahora) que el padre tiene un sueldo superior al de la madre. Eso en el caso de que ambos progenitores trabajen.

Hablando de igualdad, si la queremos conseguir en todos los aspectos de la vida, es interesante que como se comentaba anteriormente, ambas partes de la pareja compartan la crianza de sus hijos/as, porque es positivo para la familia.

Dejemos de lado el rol de madre cuidadora como la única persona capaz de criar y vigilar a la gente que nos rodea. El hombre también puede cuidar, vigilar, criar, aunque de siempre se les haya dejado de lado en este aspecto.

Y por otro lado una mujer puede trabajar, y ganar un sueldo aceptable. Si una vez separada, buscas ser una mujer independiente que no necesite de un hombre para vivir el día a día, piensa que debes compartir todo y no acaparar el tiempo con tus hijos/as y la economía. Si él paga y ella disfruta, vivimos en un mundo dispar. Igual que si sucediera al revés.

Seamos iguales para todo, si no…, nunca avanzaremos en temas igualitarios.

Laura Puente
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...